REAFarma

El sistema de farmaforesis permite depositar las substancias activas curativas directamente sobre el tejido patológico meta, evitando así efectos colateral o contraindicaciones y la posibilidad de toxicidad para otros tejidos del organismo. Se aplica gracias al equipo REAFarma que es esencialmente un aparato bipolar que conduce las substancias terapéuticas (notablemente agentes naturales y/o fitoterapias con principios activos), en forma de iones disociados a través de la barrera cutánea. La innovación de esta técnica radica en la doble polaridad de la señal misma y en su composición constituida por la suma de una onda base senoidal y otra que se invierte cíclicamente. Durante un tiempo definido, de 1.5 a 2.5 segundos, toda la señal sinusoidal es positiva y después negativa por un tiempo igual, de esta manera son vehiculados los principios activos con iones fluyendo entre ambas polaridades.

 

El sistema de farmaforesis es un aparato bipolar que conduce las substancias terapéuticas (notablemente agentes naturales y/o fitoterapias con principios activos), en forma de iones disociados durante la travesía de la barrera cutánea. Las moléculas son transportadas más allá de la barrera cutánea sobre ondas de forma sinoidal, hasta alcanzar la distancia a la que se encuentra la mínima dosis útil, gracias a la aplicación iterada de una corriente eléctrica que crea una sucesión de estímulos separados por intervalos pausados de un segundo y repetidos con una frecuencia modulada.

 

El sistema REAFarma, que consiste en un generador de corriente (de 800 a 1,200 Hz), electrodos y tejido biológico, es asimilable a un circuito en el que el tejido representa la resistencia al paso de la corriente. El equipo permite la vehiculación de la substancia activa que es depositada directamente sobre el tejido patológico meta sin ningún efecto colateral ni contraindicación y por tanto sin toxicidad para el organismo. La innovación de esta técnica radica en la doble polaridad de la señal misma y en su composición constituida por la suma de una onda base senoidal y otra que se invierte cíclicamente. Durante un tiempo definido, de 1.5 a 2.5 segundos, toda la señal sinusoidal es positiva y después negativa por un tiempo igual, de esta manera son vehiculados los principios activos con iones fluyendo entre ambas polaridades.

 

Los iones alcanzan el estrato en el que está presente el líquido intracelular y allí se reasocian y la substancia se extiende. El tiempo de inversión de la segunda onda senoidal determina la profundidad minima de aplicación de la dosis.

 

Las señales empleadas no presentan variaciones bruscas que pudieran ser percibidas como molestas por el receptor. La señal que se invierte aunque en forma gradual (por ejemplo aumenta 0.5 segundos, permanece 0.5 segundos y disminuye 0.5 segundos para después invertirse según la misma marcha)

 

Características técnicas:

Dimensiones: 50 X 40 X 10cm

Peso: 13 Kg.

Alimentación: 220V – 50Hz

Absorción de amperaje 0.5

Requiere refrigeración en el área

Equipo electromédico de clase II