Es increíble como nos resignamos y, poco a poco, vamos adaptando nuestra vida para evitar el dolor. Cuando llegué a Corpodinamia tenía un intenso dolor en el talón y planta de un pie, que se disparaba en cuanto caminaba una breve distancia y que era causado por un espolón calcáneo crónico.

 

Tras ocho meses de sufrimiento, con tal de evitar el dolor, fui renunciando -sin siquiera darme cuenta- a aquellas expediciones de a pie que en el pasado disfrutaba tanto para ir de compras o visitar ciudades.

 

Desde luego, el empleo de plantillas me había ayudado a disminuir el problema, pero no fue sino hasta que fui a Corpodinamia que éste desapareció en su casi totalidad. Las terapias de rehabilitación, por cierto totalmente distintas de las tradicionales, incluyeron sesiones con ondas de choque hidroeléctricas de muy alta intensidad y penetración. En un lapso de 3 semanas las molestias habían ya disminuido substancialmente. Cuatro semanas más tarde estaba virtualmente recuperado.

 

Es en realidad una maravilla poder estar de nuevo en pie, de caminata, listo como antes a andar incansablemente la vida."

 

León Shteremberg

 

 

 

 

En el año 2000, al tratar de soportar el peso excesivo de una lona en un techo, me lastimé los codos de ambos brazos. Los médicos diagnosticaron epicondilitis bilateral , o bien codo de tenista, que al pasar del tiempo se fue convirtiendo en crónico.

 

En estos 8 años fui sometido a múltiples tratamientos medicamentosos, con infiltraciones y con fisioterapia tradicional que no produjeron ninguna solución y las molestias continuaron en ascenso. Finalmente mi médico indicó que la última alternativa era la quirúrgica.

 

En ese momento supe de la existencia de una nueva clínica de fisioterapia en México, Corpodinamia, que incorporaba una perspectiva integral e innovadora de rehabilitación y decidí darme una última oportunidad antes de intentar la cirugía.

 

En un plazo de 6 semanas de tratamiento de fisioterapia, con equipos y terapias únicas en el país, logré recuperar totalmente el codo izquierdo y habíamos obtenido avances del 90% en el derecho."

 

Pablo Caire

 

 

 

 

Era una sensación terrible. De pronto el reflejo en la mirada de la gente ya no era el de mi misma. Era como mi imagen, proyectada en el espejo de otros ojos, me hubiera abandonado.

 

En un parpadeo, mientras jugaba con mi hermano, resbalé y me golpeé con violencia la cabeza en el suelo. El impacto me causó una parálisis facial que, según la opinión de los médicos, no era definitiva pero tardaría de ocho a nueve meses en desaparecer. Era como estar condenada a tener una máscara fría e inexpresiva, desde que me despertaba hasta que me dormía para soñar de nuevo en que podía sonreír o fruncir el ceño. Fue entonces cuando acudí a Corpodinamia en donde los especialistas en fisioterapia me prescribieron un tratamiento, dividido en dos ciclos, aplicado con equipos italianos diseñados especialmente para una nueva filosofía de fisioterapia y rehabilitación.

 

En las primeras semanas recuperé el movimiento de los músculos de la parte inferior de la cara y en las siguientes semanas fui paulatinamente recuperando el movimiento de los músculos superiores. En poco tiempo, al fin de un par de meses, me reencontré a mi misma."

 

Victoria Orvañanos

 

 

 

 

Llevo más de un año buscando la forma de recuperarme de una lesión provocada por un desgarro del músculo iliopsoas. En ese año acudí sin éxito a diferentes alternativas de fisioterapia sin lograr aliviar en forma definitiva el dolor profundo, presente sobre todo en estado de reposo, que pronto se convirtió en un obstáculo en mi vida profesional e incluso social.

 

En Corpodinamia conocí a profesionales innovadores en el ámbito de fisioterapia que me propusieron un tratamiento basado en técnicas diseñadas desde una nueva perspectiva de la rehabilitación y aplicadas con equipos únicos en el mercado. El plan de acción estaba estructurado en dos fases, la primera de las cuales buscaría básicamente aliviar y curar, sustentando el tratamiento en ondas de choque, y la segunda básicamente reacondicionar y reeducar mi postura corporal.

 

En definitiva el tratamiento de Corpodinamia logró restablecer mi condición y disminuir el dolor en un 90%."

 

Gerardo Rodríguez
Jefe del laboratorio de ortesis y prótesis del
Instituto Nacional de Rehabilitación (INR)